Otra de las posibilidades que nos ofrece la digitalización es la de trabajar de forma concurrente ya sea en un proyecto, en la elaboración de una propuesta comercial para un cliente o en la ejecución de una campaña.​

Ya que cada vez más todos pasamos al menos algún tiempo trabajando de forma remota, la colaboración en línea se están convirtiendo en un elemento vital. Y no solo para este supuesto, si queremos que la productividad del equipo mejore exponencialmente, necesitamos que la colaboración en línea forme parte de nuestro día a día.​

Y aquí juega un papel fundamental el uso adecuado del correo electrónico. El correo electrónico se ha vuelto uno de los principales obstáculos a la productividad individual y de los equipos. El correo electrónico es una herramienta eficaz para realizar comunicaciones únicas, pero no para mantener conservaciones de trabajo sobre un asunto concreto. Menos aún, si estas conversaciones implican la realización de tareas sobre un mismo documento. Si hacemos eso, solo conseguiremos tener cientos de correos anidados y tendremos serios problemas para encontrar la última versión del documento. Y cometeremos errores. Por eso es importante que para este tipo de trabajo no usemos el correo electrónico sino herramientas colaborativas como Slack o Teams.​

En cuanto a la ofimática, los principales paquetes ofimáticos existentes en el mercado han desarrollado una solución en la nube. Esto significa que los ficheros no están físicamente en nuestro ordenador, sino en un servidor al que acceden todos los miembros del equipo autorizados. Y eso nos permite trabajar a todos en línea sobre un mismo documento sin tener que estar guardando y enviando por correo cada vez que hacemos un cambio.​

Cuando todas las comunicaciones, los archivos y el progreso del proyecto se centralizan, tu equipo se beneficia de un intercambio más claro de información que te ayudará a evitar la falta de comunicación. Si alguna vez cometiste el error de enviar una versión obsoleta de un documento compartido a un cliente, entenderás por qué la colaboración es importante. Sin embargo, los beneficios de la colaboración en línea van mucho más allá de las mejoras en la comunicación: con todo a lo que se puede acceder en un solo lugar, tu proceso se vuelve más eficiente y obtendrás una visión más precisa del progreso de tu proyecto, campaña o similar.​

MOEBIUS DIGITAL CHALLENGE

Noa Carrera

Gerente en Moebius Consulting experta en Transformación Digital, Business Intelligence y Customer Experience