¿Es incompatible el teletrabajo con la eficiencia y la calidad de la gestión? ¿Qué les está pasando a las empresas tradicionales? ¿Por qué no son capaces de funcionar bajo un modelo 100% de trabajo distribuido?