“Cuando haces un movimiento, hasta tres generaciones te pueden estar observando”. Se lo escuché hace tiempo a un filósofo que trataba con diferentes ‘Tipos de Líder’, y compartía con su audiencia la importancia de no despreciar jamás nuestras referencias, porque con ello perderíamos absolutamente nuestra identidad.

Hemos asistido estos días a un acontecimiento relevante en la NBA (liga profesional de baloncesto de Estados Unidos). Uno de sus jugadores, Stephen Curry, ha roto una barrera estadística, y eso en el mercado norteamericano siempre llama mucho la atención. Concretamente, el jugador de la franquicia profesional de Golden State (Los “Warriors”, según el apodo por el cual se les conoce), se ha colocado como el baloncestista que más canastas de 3 puntos ha logrado en la historia de la competición. El total de tiros de 3 que Curry ha logrado (los famosos ‘triples’), es de 2977, sobrepasando los 2973 que tenía Ray Allen, otro gran jugador profesional y también especialista en esta disciplina.

Vamos a colorear ese frío dato estadístico, con dos informaciones que lo dotan de un sentido en el Alto Rendimiento.

  1. El número de partidos que ha necesitado Stephen Curry para llegar a esa cifra de triples conseguidos ha sido un 40% menos que la de su perseguidor, con un porcentaje de acierto muy parecido, lo cual habla de gran eficiencia en el uso de la herramienta.
  2. En la última década de competición (la de Stephen Curry en la NBA), su equipo ha disputado 5 veces la Final, y ha logrado 3 títulos de campeón, lo que convierte la herramienta en uno de los mejores RECURSOS para lograr UN OBJETIVO COMÚN.
tipos de líder

Tipos de líder en la empresa

El baloncesto de Curry, como el de los más grandes jugadores que lo han precedido, posee siempre una característica común; es capaz de explicarnos cómo hemos llegado hasta aquí, cuáles han sido los elementos centrales del liderazgo en la tarea. Cada vez que algún genio parece adelantarse a su tiempo y transformar su entorno (“éste juega con otras armas”), en realidad podría estar conectándonos con nuestro mejor pasado posible.

En los últimos meses, la demanda de soluciones, ideas y consultas sobre los elementos de liderazgo se ha disparado. Personalmente he notado directamente este interés por parte de los ‘Ceos’, directivos y mandos intermedios. Sin embargo, como es natural, he percibido que, en muchos casos, esta necesidad estaba apoyada en creencias y principios todavía no contrastados (“la sociedad jamás será igual a partir de ahora; necesitamos herramientas nuevas”).

Por ello, a modo de resumen, propongo unas recomendaciones básicas para conectar la ‘pared’ del Liderazgo (el de toda la vida; ¿existe otro?), con el pilar de los ‘Recursos’ a nuestra disposición en cada momento, dentro de nuestra metodología Building Trust (La Confianza del Alto Rendimiento).

Lo primero es centrarse en las personas, teniendo claros los procesos y objetivos. ¿Sabemos cuál es nuestro tablero de juego; de dónde partimos y hacia dónde vamos… y sobre todo con quién contamos para llegar a la meta? Hemos de ver claros los procesos y los comportamientos clave. Esto exige esfuerzo, análisis, visión y transparencia.

Herramientas según el tipo de líder

Las herramientas han estado siempre a nuestra disposición, pero siempre han sido limitadas ¿Queremos liderar? ¿Necesitamos llevar a nuestra empresa al siguiente nivel? ¿Qué tipo de liderazgo nos conviene? Más vale que sintamos la necesidad de descubrirlo, y la urgencia de ponerlo en funcionamiento. 

Podremos comenzar revisando las herramientas que ya tenemos, cuáles son los sistemas de información que la empresa posee y qué datos relevantes se pueden obtener y usar. Hay algunas empresas que pueden comenzar pensando en la transformación Agile, analizando sus procesos y eligiendo métricas que se pueden obtener de sus propios sistemas. Naturalmente, como hemos dicho, esta primera aproximación debería ir acompañada de los tipos de líder formados para ello. ¿Qué otras herramientas están en el mercado? Algunas están especializadas en áreas específicas: ventas, ‘contact centers’, desarrollo de competencias, etc. Otras son plataformas flexibles que pueden ser útiles adaptándolas a cada caso. Uno de los errores más habituales es poner en marcha una herramienta antes de conocerla bien, antes de comunicarla internamente y sin objetivos claros. Esto nos llevará a lo que llamo el ‘Reverso tenebroso de la Herramienta’; la transformación de una posible oportunidad, en el mayor de nuestros problemas.

Y por último, una Iteración y una mejora continua. La actualización constante a partir de las observaciones del comportamiento de los jugadores en el sistema. Apoyándonos sobre métricas y, al mismo tiempo, actualizándonos permanentemente para mejorar esos tipos de líder, y la vinculación y el compromiso de las personas.

Hemos de tener muy presente que trabajamos con personas, no basta con adoptar una terminología, o una tecnología. Hablamos de factores más profundos: hablamos de motivación intrínseca. Hablamos de valor, desarrollo y sentido.

WEBINAR | WELLBEING EN ENTORNOS CORPORATIVOS

Ya sea usted amante del baloncesto, responsable financiero o de marketing o de ventas de su empresa… o varias cosas a la vez, en Moebius Consulting nos gustaría hacerle consciente de la importancia de un tipo de líder basado en el ‘know-how’, en la conversión de las herramientas a nuestra disposición en los mejores recursos para el éxito de los proyectos. El récord obtenido por Stephen Curry, hubiera sido igual de llamativo para el gran público dada cualquier circunstancia. Para los profesionales del baloncesto, para sus compañeros y para sus competidores, el valor es muy superior; el dato ha estado asociado a la transformación de una herramienta  fundamental del juego (el tiro a canasta), en el mejor Recurso a disposición de su equipo para lograr los objetivos comunes.


Pablo Martínez-Arroyo

Exjugador profesional de baloncesto y director del programa Health & Performance, de Moebius Consulting

All author posts