En mi anterior artículo hablábamos de cómo ha cambiado el paradigma de la formación y de cómo se van creando nuevas maneras de organizarse, impartir y relacionarse.

Siguiendo esta línea, vamos a profundizar en qué es la Gamificación y cómo se utiliza en la formación corporativa y los beneficios que les está aportando a las empresas que se están lanzando a probarlo.

¿Qué es la gamificación?

La gamificación, en pocas palabras, es el proceso de añadir y usar elementos del juego a contextos o situaciones que normalmente no se consideran «juegos».

En el caso de la formación corporativa, la gamificación añade puntos, insignias y otras características del juego a cursos y módulos de formación que, de otro modo, serían tradicionales, ofreciendo a los participantes una nueva forma de aprender.

Este proceso lleva varias décadas en marcha, pero no ha sido hasta ahora cuando se ha popularizado como opción para la formación en el lugar de trabajo.

La gamificación es una forma estupenda de llevar la formación corporativa a un nivel completamente nuevo, puede ayudarte a afrontar la transición de lo físico a lo digital, a mantener motivado al personal y a aumentar la productividad de los empleados. Sin embargo, tienes que asegurarte de que lo estás haciendo bien.

¿Por qué utilizar la gamificación en la formación corporativa?

Hay varias razones para utilizar la gamificación en la formación en el entorno corporativo. Aquí están algunas de las mejores cosas que puede ofrecer:

  1. Incentivar y acelerar el aprendizaje

Cuando las personas se sienten comprometidas y recompensadas por sus esfuerzos, aprenden más rápido y tienen más ganas de hacerlo. Si utilizas la gamificación, comprobarás que el aprendizaje se acelera y los participantes pueden retener la información mejor que en una clase de formación tradicional o en un seminario. Además, una investigación de LinkedIn muestra que los «heavy learners» tienen más confianza, éxito y felicidad en su lugar de trabajo.

  1. Motivar la acción en el lugar de trabajo

Quedarse sentado en las reuniones es cosa del pasado. Las personas de hoy en día quieren tomar un papel activo en su carrera y en su formación. Se aprende mejor haciendo y practicando y la gamificación motiva a todos a actuar.

  1. Fomentar las conexiones sociales

Muchos elementos de gamificación incluyen un toque competitivo, que permite a los empleados competir entre sí y crear una oportunidad para establecer vínculos mientras aprenden aspectos importantes de su trabajo. Se trata de ayudarles a sentirse parte del equipo.

  1. Conectar con la cultura de la empresa

Cuando los empleados se sienten comprometidos, sienten que pertenecen a la empresa. Están más receptivos para aprender y crecer con una empresa que les hace sentir conectados a una cultura que promueve el crecimiento y el desarrollo. Los empleados de hoy en día exigen compromiso y cultura, y ésta es una forma divertida de ofrecérselo.

Estas son sólo algunas de las razones por las que muchas empresas están recurriendo a la gamificación como medio para ayudar en el proceso de incorporación a las compañías y en otras áreas de formación. A continuación, hablaremos de algunas de esas áreas.

5 ejemplos de áreas de gamificación en la formación corporativa

Aunque técnicamente se puede gamificar casi todo, hay algunas áreas en las que es más eficaz que otras. En el mundo empresarial, este proceso se utiliza con mayor frecuencia en:

  1. Onboarding

Los nuevos empleados necesitan el mayor compromiso y estímulo posible. Queremos que sepan que tu empresa es un gran lugar para trabajar, desde el primer momento. ¿Qué mejor manera de hacerlo que con la gamificación de la formación de los nuevos empleados?

Por ejemplo, se puede añadir un sistema de puntos a los cuestionarios de formación, hacer que la gente juegue en lugar de limitarse a hacer pruebas. Si el trabajo es divertido, se esforzarán por hacerlo lo mejor posible.

  1. Compromiso de los empleados

Como se mencionó anteriormente, los empleados de hoy en día quieren estar comprometidos y sentir que son parte de algo. Cuando se trata de construir relaciones y conectar a los equipos, especialmente en el mundo altamente remoto de hoy, es útil tener juegos y formas divertidas de participar.

La gamificación se puede utilizar para una simple actualización de la formación, o incluso como una forma divertida de tener un día de construcción de equipo.

  1. Ventas

Promover el desarrollo de las ventas es la columna vertebral de muchas empresas. Sin embargo, los antiguos métodos de formación en ventas no son tan eficaces. Mediante la gamificación, algunas empresas están utilizando concursos de ventas, regalos y recompensas con puntos para promover el negocio y animar a sus equipos de ventas a mejorar sus habilidades y generar más beneficios.

  1. Compliance

La formación en materia de cumplimiento es, en general, uno de los módulos de formación más tediosos para cualquier organización. No hay una forma divertida de formar en materia de reglamentos, directrices, leyes y otras cuestiones de cumplimiento.

Sin embargo, ahora hay formas de gamificar esa formación, como crear juegos de seguridad o hacer competiciones para ver quién conoce mejor las nuevas leyes estatales de su sector.

  1. Liderazgo

La formación en liderazgo tiene que ver con el compromiso creativo. Después de todo, se enseña con el ejemplo. Si proporcionas a tus líderes formas divertidas y gamificadas de ampliar sus habilidades y mejorar sus capacidades, responderán de la misma manera. A las personas les gusta sentir que están «subiendo de nivel» y no sólo avanzando en sus carreras. Cuando se gamifica su formación y práctica, se les está dando exactamente eso.

Gracias a este tipo de herramientas podremos crear oportunidades de aprendizaje para nuestros equipos. Se ha demostrado que los juegos ayudan a aumentar la retención de información y ofrecen una competencia sana entre empleados. Además, ahora más que nunca, es una gran manera de que los equipos se sientan conectados y comprometidos para hacer el aprendizaje más divertido en un mundo estresante.

¿Te animas a proponer una formación gamificada en tu organización?


Luana Tejero

Consultora de Estrategia y Negocio en Moebius Consulting.

All author posts